Páginas

sábado, 28 de diciembre de 2013

Papaíto Piernas Largas, de Jean Webster



Sinopsis: Judy Abbott es una muchacha alegre, cordial y trabajadora que no conoce el mundo más allá de los muros del orfanato en el que se ha criado; hasta que un día, su vida da un vuelco cuando un misterioso millonario decide becarla para que vaya a la universidad y haga carrera como escritora. Judy no sabe nada acerca de su benefactor, que lo único que le pide a cambio es una carta mensual de Judy; solamente que tiene las piernas muy largas. Así, y durante sus años de universitaria, Judy intentará descubrir cuál es la verdadera identidad de Papaíto Piernas Largas.


Papaíto Piernas Largas es un libro divertido y fácil de leer. La edición que yo tengo consta de 222 páginas, por lo que es una novela bastante corta, y según tengo entendido también bastante difícil de encontrar. Yo lo compré en una Feria del Libro un verano, buscando un libro que leerme en la playa, y desconocía totalmente de qué trataba, lo compré porque la portada me gustó bastante; y sobre ella debo decir que quizás da una impresión bastante equivocada de lo que trata el libro, que fue publicado por primera vez en 1912, y para nada lo parece (todo esto refiriéndome a la portada que tenéis al principio de la entrada).
Hace ya bastante tiempo que lo leí, pero quería hacer la reseña porque lo tengo todavía en la memoria, y me parecía un libro bastante bonito para la que posiblemente sea la última entrada del año.
Uno de los puntos fuertes (y divertidos) del libro son los dibujos de Judy. La pobre no tiene mucho talento como dibujante, a diferencia de su talento como escritora. A mitad de la historia (y no sé si esto será un spoiler o no) ya es bastante fácil saber quién es Papaíto Piernas Largas, aunque Judy no tiene ni idea, y esa es otra de las cosas que me gustan del libro: la inocencia y dulzura de Judy.
El libro se divide en dos partes: Miércoles Negro (o gris, en mi edición) y Cartas de la señorita Jesusha Abbott al señor Papaíto Piernas Largas Smith; y sí he de decir que el Miércoles Negro me resultó algo pesado, pero es necesario para ponernos en situación.
A quiénes les guste la novela epistolar (cartas) va a gustarle mucho este libro, que como ya he dicho es bastante divertido; además, ya leído y teniendo en cuenta la opinión de más gente, lo considero un clásico.

Saludos ^^
Chinchi.

PD: ¡Feliz Día de los Inocentes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada