Páginas

domingo, 9 de febrero de 2014

La Ley de la Calle, de Susan E. Hinton



Sinopsis: Dos viejo amigos vuelven a encontrarse después de un tiempo. El encuentro se convierte en un detonante que obliga a Rusty James a enfrentarse con su pasado. Las travesuras juveniles, los primeros delitos, las peleas con arma blanca, el alcohol y las drogas son los fantasmas que reviven de nuevo en su mente.


Quería leerme este libro porque (al igual que Rebeldes) mi tía me lo había recomendado, y no peguéis, pero me ha gustado más que el ya mencionado *se hace una bolita*. La Ley de la Calle era una de las lecturas de mi Wishlist, así que perfecto. Vamos allá con la entrada en sí:
El libro comienza con Rusty James (el prota) y Steve (su mejor amigo de la adolescencia) encontrándose varios años después de que ambos dejaran de ser adolescentes. Entonces, Rusty James empieza a recordar todas sus experiencias vividas a la edad de catorce años: las bandas callejeras, las peleas...
Si algo me ha quedado claro es que Susan E. Hinton solamente sabe escribir sobre eso mismo: peleas y bandas callejeras, o al menos así queda confirmado en este libro.
El libro es bastante corto, no llega a las 150 páginas, pero el principio se me hizo muuuuy pesado; fue a partir de la página 60 ó 70 cuando empecé a meterme en la historia, y a partir de ahí sí que me enganché; mientras que con Rebeldes me pasó al revés: al principio me enganchó muchísimo, pero a medida que el libro iba avanzando yo iba perdiendo el interés.
Si hay algo que destacar de La Ley de la Calle, es el personaje del Chico de la Moto. Yo no me enteré de quién era realmente hasta más o menos la mitad del libro, aunque lo cierto es que no me sorprendió mucho. Sin duda es lo que más me gusta del libro, y mi personaje favorito, claro está.
La verdad es que no tengo mucho más que decir. Es un libro que está bien. No es el mejor libro que he leído, pero tampoco está mal. Al igual que Rebeldes, también tiene película, dirigida también por Coppola.
Saludos, y feliz semana ^^
Chinchi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada